Seleccionar página

El Canal del Mercado, o Caño de La Ahuyama, a cuyo costado Occidental se levantaba el imponente edificio de El Mercado Público de Barranquilla.

Este Canal servía a la actividad comercial del pescado y de los productos agrícolas que nos llegaban desde el Sur del Atlántico y del vecino Departamento del Magdalena.

El edifico estaba dividido en varias zonas especializadas de comercio: la zona de quesos; la de la hoja de bijao (de uso obligado en la preparación y expendio de comidas); los portales de “soderías”, famosas por sus batidos de leche y Kola, y una veintena de almacenes de abarrotes por cuyas puertas traseras se accedía a “Las Piedras”. Estas eran unas mesas en concreto pulido, sobre las que se vendían casabe, bollos, dulces, flores, tubérculos y verduras.

Hacia el norte, el extenso galpón del pescado y las carnes: las de res y las llamadas “carnes de monte” (guartinaja, ponche, venado, hicoteas, conejo entre otras). La estructura que sobresale en el techo, era la oficina del Administrador del Mercado.