Seleccionar página

Los pasajeros exponen sus quejas sobre la demora en las frecuencias y la falta de rutas en sus barrios. Distrito propone carriles “preferenciales” como solución.

Después de las quejas dadas a conocer por la ciudadanía a través de EL HERALDO en la travesía que se vive para tomar el servicio de buses de transporte público, y la integración del sistema, ahora se suman otros aspectos como la carencia de planeación, según indican los usuarios  y un experto en movilidad.

De acuerdo con el urbanista especializado en temas de tránsito y tráfico, David Cortés, las autoridades de la ciudad concerniente a la movilidad están en mora de darle solución a los problemas relacionados con este tipo de transporte.

“Barranquilla ha carecido de una planeación en el tema de definir un sistema integrado de transporte público para pasajeros. La génesis de ese problema es planear según la oferta, es decir; si se crea un barrio y aparece una gente ahí, entonces se crea una ruta. Históricamente ha sido así”, manifestó el experto.

Cortés, quien es el presidente de la fundación Nueva Ciudad, agrega que la falta de planeación se refleja en la desconexión vial que ha generado Transmetro con los diferentes sectores de la ciudad.

“Se hicieron las troncales Murillo y Olaya Herrera, y no se ha avanzado en conectar a la ciudad con el suroccidente, en casos específicos como El Bosque y Santa María, por ejemplo. Entonces Barranquilla está dividida en el sistema de transporte público”, sostiene.

Este cuestionamiento lo apoya el usuario Jesús Boneth, quien califica como una “tortura” utilizar el servicio público de buses y critica la cobertura del sistema masivo. “Para cuándo el Transmetro sobre la calle 30”, se pregunta.

Mientras que William Rochel  se adhirió a las anteriores apreciaciones: “Nuestra ciudad se rajó hace tiempo con este problema mayúsculo de movilidad y el Transmetro fue muy mal planificado”.

Refiriéndose también al tema de la planificación, la usuaria Nelcy Gómez lamenta el tráfico en horas pico precisamente en sectores aledaños a las obras que se llevan a cabo en la ciudad. “En vez de terminar primero un tramo de la Cordialidad para descongestionar, enredaron el asunto”, señala.

Además, Cortés manifiesta la importancia de la profesionalización de los conductores para un mejor servicio.

“Hoy Barranquilla adolece de conductores con idoneidad para ejercer la función como conductores de transporte público, porque tienen muchos comparendos”, dice.

Y sugiere al Área Metropolitana de Barranquilla (AMB) que asuma el transporte público como una política metropolitana, redefiniendo las rutas y dándole garantías a las empresas de transporte público para que participen.

Por su parte, el subdirector de transporte público del AMB, Luis Pulido, sostiene que el crecimiento de Barranquilla ha reflejado el problema del transporte público, que antes “la solución la dábamos reestructurando rutas, pero hoy hay necesidad de tener más rutas. En mi oficina hay muchas cartas de las comunidades de la localidad Metropolitana y del Suroriente solicitando transporte”, dice.

Aunque añade que la respuesta final la tendrá el estudio que se lleva a cabo para poner en marcha la integración del transporte público, el cual va a ser entregado el 29 de abril del próximo año. “En estos momentos estamos en la construcción del diseño del mapa conceptual, el cual nos dará los lineamientos a seguir”, agrega.

Finalmente, el gerente general de Sobusa, Óscar Guerrero, asegura que, ante las quejas de la comunidad, esta empresa trabaja en la optimización de las seis rutas que son cubiertas con 404 vehículos.

“Tratamos de optimizar el servicio reduciendo los intervalos entre vehículo y vehículo para evitar que el transporte ilegal como el mototaxismo y el motocarrismo pueda interferir”, asevera el dirigente, quien añade que, en los últimos dos años, Sobusa ha renovado aproximadamente 150 buses.

Carriles preferenciales

Como solución a las quejas que presentan los usuarios sobre las demoras en los tiempos de desplazamiento, el Distrito, a través de la Secretaría de Tránsito y Seguridad Vial, propone carriles “preferenciales” para el sistema de transporte público.

El anuncio lo hizo ayer a este medio el jefe de esta dependencia, Fernando Isaza, quien indicó que uno de los aspectos por mejorar en este servicio es el tiempo de desplazamiento y no la frecuencia del mismo. 

“Por las obras, los tiempos de desplazamiento se han incrementado, por lo cual una de las soluciones en evaluación son carriles ‘preferenciales’ para el transporte público colectivo”, dijo el funcionario.

Según explicó Isaza, el carril preferencial le demarca al operador del bus su carril de circulación y advierte al conductor del mixto que, ese carril al ser usado por los buses, tendrá paradas frecuentes entre otras características.

Cabe recordar que este tipo de carril es aquel definido como prioritario para el servicio de buses de una ciudad y permite la circulación de vehículos particulares sin que se considere una infracción, a diferencia del carril exclusivo propio de un sistema como Transmetro.

 

Créditos: https://www.elheraldo.co/barranquilla/barranquilla-carece-de-planeacion-en-transporte-dicen-los-usuarios-562592